QUÉ SITUACIONES TRATAMOS EN EXPRÉSA-TE CON NIÑ@S

Tanto si hay un diagnóstico previo como si no se ha localizado aun el desencadenante de los problemas que presentan los niños y las niñas, en Exprésa-te desarrollamos una metodología efectiva que nos permite proponer soluciones a las dificultades en el desarrollo que nos llegan a consulta. Entre las más habituales:

      • TDAH y TDA. 
      • Dificultades en el aprendizaje. 
      • Abuso de pantallas. 
      • Intolerancia a la frustración (rabietas, incapacidad para asumir un “no”).
      • Alteraciones de conducta (resistencia a la autoridad y/o faltas de respeto recurrentes como golpes, amenazas, insultos; situaciones de apego no funcionales; etc.).
      • Trauma (principalmente relacionados con el entorno escolar o con la separación de los padres, seguridad intrapersonal, etc.).

También somos especialistas en la evaluación psicopedagógica/neuropsicológica infantil, especialmente recomendada durante la etapa de desarrollo temprano cuando se han detectado dificultades en el rendimiento escolar de los jóvenes o cuando manifiestan complicaciones a la hora de relacionarse.

CÓMO ES CADA SESIÓN

En la primera sesión detectamos las necesidades de cada caso y establecemos una hoja de ruta. 

Las sesiones tienen una duración de una hora: 50 minutos con los niños y 10 minutos con los padres. Además, una vez al mes tenemos una sesión de psicoeducación activa con vosotros.

En las sesiones con los pequeños principalmente trabajamos:

      • Por un lado, su capacidad para abandonar las conductas nocivas (impulsividad, manejo de emociones, rechazo, etc.) e incorporar otras más beneficiosas para su desarrollo, empleando un reforzador previamente fijado
      • Por otro, la identificación de sus emociones, después su expresión y, por último, la gestión emocional. Primero se abordan las emociones básicas y más adelante, las avanzadas, todo ello a través del juego.

En las sesiones con los padres (incluye esos 10 minutos tras cada encuentro con los niños) desarrollamos un diagnóstico de la evolución: examinamos si se registra o no mejoría para, en su caso, reconducir la estrategia, y os brindamos recursos para avanzar y recuperar el equilibrio familiar.

POR QUÉ TRABAJAMOS TAMBIÉN CON  LOS PADRES Y MADRES. PSICOEDUCACIÓN ACTIVA.

 

  1. En esta etapa, vuestra participación en el proceso terapéutico es absolutamente fundamental. 
  2. En función de las necesidades que vamos detectando en las sesiones con los más pequeños, os damos recursos y herramientas para ir mejorando tanto la problemática concreta que os ha llevado a Exprésa-te como la convivencia.  Es lo que llamamos “psicoeducación activa para padres”.
  3. No sólo los niños y las niñas tienen necesidades; queremos saber también las vuestras. Escuchamos cada día frases como “en el colegio le han dado por perdido y le marginan”, “ya no puedo más”, “desde hace unos meses le veo un comportamiento raro conmigo”, “es un sinvivir todo el día”, y nuestra experiencia nos indica que:
      • Entender qué es lo que está ocurriendo os hará sentir menos incertidumbre y más control sobre la situación.
      • Saber que lo que le está pasando a vuestro hijo no es algo extraordinario y que hay solución opera en el mismo sentido.
  1. Entendemos a la familia como una bicicleta tándem: si uno de los miembros pedalea a destiempo, en sentido contrario o, directamente, se niega a pedalear, el paseo no va a ser nada agradable. En psicología, esta aproximación se conoce como psicología sistémica, que tiene en cuenta todo el entorno social para encontrar soluciones tanto efectivas como duraderas.
Expresa-te

Expresa-te

672 91 57 16