¿Necesitan nuestros hijos tantos regalos?

La noche de reyes es una noche mágica, en la que todos los niños están tan emocionados porque al día siguiente cuando se levanten tendrán a los pies del árbol todos aquellos regalos que han pedido. O también puede ser que piensen, ¿me traerán…? ¿Se habrán acordado?

¿Se habrán bebido la leche con galletas? ¿Habrán venido?

Son muchas las emociones que surgen en la noche de Reyes, nosotros como padres debemos pensar en que es lo mejor para ellos, cómo hacerles felices ese día.

Pero también debemos pensar, ¿cómo educamos a nuestros hij@s? Esta noche se permite todo?

Creo que es importante darle a nuestr@s hij@s lo que realmente desean para hacerles felices en esta noche mágica, pero eso no significa darles todo lo que piden.

Durante el mes de diciembre ell@s están como locos buscando lo que quieren, haciendo una gran lista. Nosotros en este proceso podemos ir ayudándoles a encaminarse para elegir 2 regalos que sean indispensables. 

No tiene que ver con la cantidad de dinero que tengamos en el bolsillo, si no con nuestro estilo educativo y lo que buscamos que aprendan. 

Sería interesante que nuestros hijos fueran felices con un buen regalo, que valoren lo que tienen, que se esfuercen por conseguirlo.

Si damos todo a nuestros hij@s sin que perciban el esfuerzo que supone conseguir nuevos objetivos, su aprendizaje cuál será.

Pido algo y lo tengo. Y a lo mejor ni siquiera lo necesito. Pero lo tengo.

Les animamos a crecer en un entorno en el que no conocen el esfuerzo a largo plazo, el valor de las cosas y lo que es importante para ell@s y lo que no es más que un capricho pasajero.

Os animo a reflexionar sobre ello.

¡Felices Fiestas!

Share